El primer hotel en el espacio abrirá sus puertas en el 2027

Será un establecimiento de lujo que combinará lo mejor de los hoteles de la Tierra y las posibilidades de conocimiento y diversión que brinda el espacio.

Por Redacción Viernes Magazine @ViernesMagazine

#1 La era dorada de los viajes espaciales

El proyecto lleva unos años gestándose, pero es ahora cuando se ha confirmado su fecha de apertura definitiva: Voyager será el primer hotel en el espacio, comenzará a construirse en el año 2026 y abrirá sus puertas al siguiente año. Así lo ha afirmado el ex-piloto John Blincow, director de la Gateway Foundation, a CNN Travel. “Estamos tratando de que el público se dé cuenta de que esta era dorada de los viajes espaciales está a la vuelta de la esquina. Se acerca. Se acerca rápido“, dijo el profesional.

#2 Gravedad simulada

La estación espacial estará compuesta por 24 módulos conectados por huecos de ascensor que formarán una rueda giratoria orbitando la Tierra. Gracias a ese giro, se creará una gravedad simulada. De esta manera, en el hotel no será necesario hacer vida de astronauta -dormir contra la pared, atarse para poder comer sentado-, por lo que, por dentro, se parece mucho a un establecimiento de lujo habitual.

#3 Ejercitándote de forma estratosférica

Eso sí, habrá partes en los que se potencie la falta de gravedad para potenciar la diversión. Es el caso del gimnasio, con siete metros de altura para poder disfrutar saltando, corriendo y practicando deportes en un entorno con la sexta parte de gravedad que posee la Tierra.

#4 Tu hogar en el espacio

El Voyager dispondrá de villas de lujo que podrán alquilarse por semanas o meses, e incluso comprarse a modo de casas de vacaciones. Tendrán 500 metros cuadrados, cocina, tres baños y camas para hasta 16 personas.

#5 Suites con vistas espectáculares

También contará con suites alquilables por un mínimo de tres días y un máximo de un mes. Cada una posee 30 metros cuadrados, baño privado y capacidad para albergar hasta dos personas.

#6 Comida deliciosa

Un flujo de agua en curva como de ciencia ficción caerá desde el techo del bar hasta el restaurante de abajo. ¿No tienes ganas de subir las escaleras? Gracias a la menor gravedad, puedes saltar del balcón y aterrizar suavemente en el nivel de abajo. Allí, nos esperan algunos “clásicos espaciales” como Tang (esos polvitos que se le echan al agua para saborizarla) y helado liofilizado, pero también un menú propio de un establecimiento de lujo. Las entregas de alimentos quincenales garantizan que cada bocado sea fresco y delicioso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s