Día de Muertos, una fiesta que celebra a la muerte

Por Redacción Viernes Magazine @ViernesMagazine

El Día de Muertos se conmemora el 1 y 2 de noviembre. Es la máxima celebración mexicana que honra a los difuntos. Una festividad que consiste en decorar las casas con un altar de muertos, comer y hornear pan de muerto y recordar a las almas perdidas. El Día de Muertos está lleno de tradición y color. Conozcamos algunos detalles.

El origen

Es una cosmovisión indígena que se refiere al regreso a casa de las ánimas o las almas, también se dice que surge de los rituales religiosos católicos, traídos por los españoles y la conmemoración de los indígenas en tiempos prehispánicos —mexicas, mixtecas, zapotecas, tlaxcaltecas y demás pueblos originarios de México lo celebraban—.

Los días de celebración del Día de Muertos son el 1 y 2 de noviembre. El 1ro de noviembre se le conoce como Día de todos los Santos, pues así lo menciona la tradición católica. También es cuando se conmemoran las almas que fallecieron sin ser santos, pero sobretodo, a los niños. Este día corresponde en gran medida a recordar a los pequeños que murieron desde muy temprana edad. El 2 de noviembre es para los Fieles Difuntos, es decir, para todos los adultos.

El altar

Para las celebraciones del Día de Muertos se suele poner un altar, conformado por una gran variedad de objetos, tanto tradicionales como de toque personal. El altar es una especie de “portal” por el que los difuntos podrán visitar a sus seres queridos en casa, por eso se decora también con elementos de la persona fallecida. Entre las piezas básicas que encontrarás en un altar hay veladoras, incienso, sal, calaveritas de azúcar, amaranto o chocolate, papel picado, pan de muerto, una fotografía del difunto, cigarros, agua y flores de cempasúchil. También se ponen algunos juguetes si fueron niños, su comida favorita y cualquier otro objeto material que le represente en ese día especial.

Se cree que si haces un camino de pétalos de flor de cempasúchil en el altar, guiará a los muertos a seguir su camino. La luz de las veladoras significa fe y esperanza. Cada altar tiene diferentes, niveles —algunos solamente de dos pisos, o hasta más de cinco—.

Los diferentes estados de la República Mexicana tienen formas diferentes para celebrarlo. Por ejemplo, en la Ciudad de México se estiliza desde hace pocos años el enorme desfile del Día de Muertos en el Zócalo Capitalino. En Pátzcuaro, Michoacán, puedes visitar el panteón de Tzirumútaro ubicado en la isla de Janitzio. Mientras que en la isla de San Marcos, Aguascalientes, realizan el Festival de las Calaveras, rindiendo homenaje a José Guadalupe Posada —grabador y dibujante que creó a La Catrina—.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s