El emprendedor del mes: Germán Santillán, con sabor a “Chocolate Oaxacanita”

Por José Luis Amador @joseluisamador

Oaxaca no solo es una de las ciudades que los turistas más disfrutan, ya sea por su arquitectura, gastronomía, bebidas típicas, costumbres y otros detalles que los caracterizan, sino que también es cuna de la cocina tradicional, un sinfín de alimentos que se elaboran a partir de una receta peculiar que se disfruta y se prepara por generaciones y este mes te vamos a invitar a descubrir lo qué es Oaxacanita chocolate.

Oaxacanita chocolate.

En el municipio de Villa de Tamazulápam del Progreso, Oaxaca, existe una fábrica dedicada a impulsar el trabajo artesanal de las cocineras legendarias, un rincón dedicado a transmitir parte de la tradición milenaria del chocolate y Germán Santillán es quien está detrás de Oaxacanita chocolate, al lado de Ruth Valladares, encargada de la dirección de finanzas y Sergio Santillán representante de ventas.

La marca chocolatera tradicional de la región Mixteca oaxaqueña es parte de la vida de Germán, quien estudió la licenciatura en Ciencias empresariales en la Universidad Tecnológica de la Mixteca, ubicada en la ciudad de Huajuapan de León en Oaxaca y el proyecto del chocolate lo ideó desde su etapa estudiantil, por allá del año 2013, conozcamos en sus propias palabras su historia:

Cocineras tradicionales.

01. “Estuve haciendo unas prácticas en la Cámara de Comercio y Tecnología de México – China y en aquel momento apenas se estaba previendo el crecimiento de la comercialización de los productos tradicionales mexicanos en mercados asiáticos, entonces en una plática con el ex embajador Sergio Ley, quien estuvo prácticamente doce años acercando a México en China, planteamos el tema de qué oportunidad existía para los productos tradicionales mexicanos y con historia, para que pudieran ser comercializados fuera del país“.

02. “Desde ese momento nos dimos cuenta de que había algunos productos que estaban siendo muy bien aceptados y uno de ellos era el chocolate. En Oaxaca la cultura chocolatera es bastante grande, históricamente ha tenido una importancia muy relevante para la cultura mixteca oaxaqueña, desde ahí fue que comenzamos a ver la idea de qué pasaría si nosotros pudiéramos crear una chocolatería que rescatará un poquito los valores tradicionales de la región y que además pudiera servir como una fuente de desarrollo económico para la misma comunidad, entonces fue así que nosotros empezamos a analizar la parte de la creación de la chocolatería. Desde el 2013 estuvimos moldeando la idea en la escuela, hasta que en el 2015, ya cuando había egresado de la universidad, fue que decidimos abrir las puertas de Oaxacanita“.

03. “Pasaron dos años para ver realizado el proyecto. Al principio uno de los retos más grandes que enfrentamos fue que no teníamos ningún equipo, no sabíamos con quién trabajar. Ahí nos dimos cuenta que en el pueblo estaban las cocineras tradicionales, quienes participaban en los eventos comunitarios del pueblo y cuando no tenían trabajo se empleaban en labores domésticas, nos acercarnos a algunas de ellas para que estuvieran con nosotros, con ese vínculo prácticamente pudimos hacer chocolate”.

Germán Santillán.

04. “El segundo reto fue buscar clientes, nosotros estamos ubicados en una comunidad rural, la ciudad más cercana nos queda a dos horas de recorrido en auto, el principal desafío fue salir de la comunidad y conseguir clientes porque en donde se ubica Oaxacanita hay aproximadamente entre ocho y diez mil habitantes. Salimos a lugares como Oaxaca, la Ciudad de México, el Estado de México y prácticamente nuestros primeros clientes fueron la familia, los vecinos, algunos amigos y así estuvimos por bastante tiempo, hasta que pude conseguir clientes fuera de la compañía. Cuando empezamos vendíamos entre unos 60 y 90 kilos al año, en la actualidad estamos produciendo aproximadamente unos 400 kilos al mes“.

05. “El nombre de Oaxacanita surgió gracias a un profesor de etimologías grecolatinas que yo tuve en la preparatoria, él era de Galicia y uno de los refugiados de la dictadura de Francisco Franco Bahamonde, estuvo viviendo muchos años en México y tenía una forma muy particular de referirse a las cosas que tenemos en México y una de ellas era que a las oaxaqueñas les decía Oaxacanitas, investigamos si ya existía y luego decidimos registrarlo. Después, a través de algunos amigos que estudian historia, descubrimos que el prefijo de “nita” en zapoteco quiere decir niña, así que prácticamente Oaxacanita significa: la niña de Oaxaca“.

06. “En México tenemos una red de distribución que puede consultarse en cafelocal.mx/ubicaciones ellos se encuentran en diferentes puntos de la ciudad de México, por ejemplo en “San Ángel, Bazar del Sábado”, en el “Centro Histórico, Farmacias Paris”, “Centro Histórico, Café Moscú”, en “Iztacalco, Tostador y Laboratorio”, “Centro Histórico, Chaya B&B Boutique”, en “Portales, El Convite”, en la Col “Del Valle, Usharu” y en “Iztaclaco, Café Decó”. La cafetería con la que nos estamos promoviendo también va en la misma dirección que nosotros, vender productos tradicionales como impulsores del desarrollo económico y social”.

07. “Nosotros comenzamos a trabajar con una receta tradicional de los pueblos de la Mixteca, que incluye: cacao, almendras, canela y azúcar de caña, con este proceso nosotros comenzamos Oaxacanita con solamente una receta, pero esperamos que a finales de año, porque ahora estamos haciendo una remodelación en el taller, empecemos a ofrecer más variedades de chocolate”.

Redes sociales: Facebook, Intagram @oaxacanita.chocolate Twitter @Oaxacanita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s