Viajero del mes: Abdeel Yañez

Por José Luis Amador @joseluisamador

El creador de Viajero Peligro, nació en la Ciudad de México y estudió la carrera de comunicación. Su blog está lleno de consejos, fotos, experiencias e ideas para conocer sitios que quizás ni siquiera sabías que existían. ¿Quieres saber cómo comenzó su historia?, descúbrelo leyendo todo el artículo.

01. Mi sueño era ser locutor, trabajé durante 19 años en las áreas de comunicaciones Internas y relaciones públicas, en temas raros que a nadie le gustaban y que tenían que ver con tecnología, telecomunicaciones y consumo masivo, mi labor era apoyar a los equipos de marketing y comunicar su oferta. Todo era tan cíclico que se volvió monótono. Me educaron con la idea de tener un buen trabajo, una mujer que me quiera, dos perros y una hermosa casa y la única forma de tener todo eso era a través de un trabajo bien pagado, así que en mi cabeza siempre giró la idea de trabajar en multinacionales. Cuando lo logré empecé a subir rápido hasta topar con una posición que por mi edad ya no pudo crecer más, así fue como empecé a tener más responsabilidades y menos vida.

02. En alguno de mis trabajos empecé a viajar y siempre trataba de conocer lo más posible del destino y sucedieron algunas situaciones. Un día en un restaurante de Costa Rica, me senté en la barra, al lado de una mujer. Platicamos y la gente se nos quedó viendo, a mi alrededor escuchaba que susurraban “presidenta”, para mi sorpresa, esa noche conocí, sin saberlo, a la que fuera la Presidenta de Costa Rica. En otra ocasión, caminando por Boston, comencé a hablar con un hombre que miraba una fuente y tenía en una de sus piernas una prótesis de madera. Platicamos de las aves, su vuelo y los planetas. De pronto una chica se acercó y me preguntó si yo era estudiante del profesor. No supe qué contestar. Al ver mi cara me mostró un artículo de Wikipedia, que describía que el hombre a mi lado es uno de los científicos más renombrados del MIT y el Harvard Medical School.

03. Cada vez que regresaba a la oficina y contaba mis aventuras a mis compañeros, algunos me creían y otros tantos lo dudaban. Mi jefe me dijo “Todo te pasa. Deberías de escribir un blog”. Con el paso del tiempo, el blog se fue llenando de historias personales y de consejos de viaje. Lo que era un hobby se convirtió en una pasión que me hacía sentir libre. Era como tener dos vidas, por un lado la que me hacía feliz y completo, al saber que la gente estaba interesada en descubrir lugares a través de la historia, geografía, los bares y la comida. Y por el otro extremo era un constante suplicio estar en la oficina esperando la hora de salida para llegar a casa a escribir o viajar.

04. Un fin de semana me fui de viaje y pensé seriamente si era feliz o no. Cuando fui sincero conmigo las cosas pasaron como si el universo dijera “toma tu chingado sueño y ve”. El lunes llegué a la oficina y me invitaron a dejar la compañía. Con eso en mente pensé dos cosas: una persona en una empresa es un número más y ahora ¿qué voy a hacer con tanta libertad?, la libertad si no es encaminada se vuelve ocio y el ocio te puede perder. Compré un vuelo a Japón, con intenciones de estudiar y regresando por París, partí a un encuentro sin rumbo, con las puras ganas de ver el mundo. En ese viaje conocí a una persona que me marcó. Mientras iba en el tren de Tokio a Kyoto, platiqué con un hombre muy serio que iba comiendo su lunch de sushi. Me contó que llevaba muchos años en una compañía, que lo hacía muy feliz y le daba un propósito a su vida. Le pedí un consejo: ¿qué me puede decir para seguir mi sueño?, él respondió con una frase corta y contundente: “haz lo que te de fuerza para levantarte a diario”, en ese momento me entregó su tarjeta de presentación y era el CEO Global de Panasonic. ¡Increíble la humildad y el tiempo que le brindó a un desconocido!

05. La mayor responsabilidad que tengo como influencer es mostrar un lugar  desde un nuevo punto de vista. Los viajes cada vez son más sencillos y todos tenemos una cámara de video en el teléfono. Debo de darle a la gente una razón para descubrir, que se sientan parte del viaje y que los inspire a tomar la decisión de transformarse. ¡Hay que dejar de soñar y empezar a accionar!

06. Uno de los destinos que más me ha sorprendido es Turquía, manejé la mitad del país y conocí gente amable que le abrió sus puertas a un extranjero para compartir el techo y un té. Islandia es un sitio que me gusta por lo difícil que es para sus habitantes vivir, son apenas unos miles que se reparten en una isla que es cruda en invierno y además están separados los unos de los otros, que cuesta trabajo pensar cómo viven en condiciones tan adversas y cómo han hecho la diferencia para ser admirados por el mundo. Finalmente México, a donde quiera que vayas siempre hay algo que contar de su gente, culturalmente rico y al mismo tiempo hermoso e incomparable con sus paisajes que son difíciles de encontrar en un país tan vasto como el nuestro.

07. Canadá es una gran y hermosa inversión. Una de mis ciudades favoritas es Montreal porque está llena de vida, de gente joven y además tienen un festival de música electrónica en enero para bailar a -18°C. Otra opción es Québec, para quienes quieren descubrir el Carnaval de Hielo, el único en el mundo, enmarcado en una cuidad con influencia francesa. Un destino que vale la pena visitar en Otoño es la región de Transilvania en Rumania y apreciar sus ciudades como Brasov, Sighisoara, Sibiu y Bran. Las ciudades medievales son hermosas y están rodeadas por los  Montes Cárpatos. Cruzarlas en tren durante el otoño y ver las primeras nevadas es un deleite muy romántico para viajar a Bucarest. Si eres más de vino, historia y lugares diferentes, Bulgaria es una excelente opción, se puede recorrer en auto y ver cómo el otoño va cruzando sus extensos bosques. Plovdiv es una ciudad que no esperas encontrar: castillos, cultura, ruinas romanas y vinos naturales. Y caminar por Sofía de noche ¡es un pequeño gusto a precio accesible!

Aprovecho los lugares que he visitado, los conocimientos que me han dado y los bajo a una propuesta que sea atractiva para el viajero, para ser más local y auténtico.

1. Dedicarle tiempo al blog y a mis redes sociales genera una parte de mi ingreso.

2. Lo que realmente me llena es presentar mi país a extranjeros, diseñando experiencias de viaje. @viajeropeligro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s